Marian

" SIT TIBI TERRA LEVIS "

" Hasta el suave aleteo de una mariposa puede desencadenar un huracan en otro lado del mundo " Teori­a del Caos.
Mi foto
Nombre: Marian
Ubicación: Paraná, Entre Ríos, Argentina

Multifacética, un poco loca, soñadora o práctica (según la ocasión), hedonista, creativa, curiosa, perceptiva...

martes, noviembre 22, 2005

El Alacrán


Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando,
decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo,
el alacrán lo picó.
Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó,
y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose.
El maestro intentó sacarlo otra vez,
y otra vez el alacrán lo picó.
Alguien que había observado todo,
se acercó al maestro y le dijo: "Perdone, ¡ pero usted es terco ! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua
lo picará?".
El maestro respondió: "La naturaleza del alacrán es picar,
y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar".
Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.

No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones.

5 Comments:

Anonymous Anónimo dice...

Me gusto mucho el mensaje, yo (tu hermano) me parece que tenes la las dos cualidades, de PICAR y AYUDAR, aunque no se cual es tu MEJOR cualidad de estas????.

JUAN.

22/11/05 7:16 p. m.  
Blogger Marian dice...

Juan
gracias x pasar
aclará lo de picar!!!!!!!!
ok?

22/11/05 7:47 p. m.  
Anonymous Anónimo dice...

Me refiero ha que cuando querés podes ser dura, he hiriente pero esto es debido a la situación que se te presenta. Como yo te conozco lo suficiente, esto de picar, creo que lo denominaría SINCERIDAD.
Como conclusión sos muy Sincera y servicial. Se entiende????

JUAN.

22/11/05 8:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dice...

Huellas

Una noche un hombre soñó que se paseaba
por la playa con nuestro Señor. En el cielo
aparecieron escenas de su vida con
dos series de huellas en la arena; una
de él y la otra del Señor.
Al aparecer la última escena delante de
él, tornó su mirada hacia atrás y notó
que muchas veces en el camino de su vida
sólo había una serie de huellas en sus
momentos más tristes y deprimidos.
Esto le molestaba tanto que preguntó:
“Señor, me dijiste que una vez que decidiera
seguirte caminarías conmigo toda
la distancia, pero he notado que en los
momentos más difíciles de mi vida sólo
hay una serie de huellas. No comprendo
por qué cuando más te necesitaba tú me
dejabas solo”.
El Señor le contestó: “Hijo mío, te
amo y nunca te he abandonado. En tus
momentos de prueba y de sufrimiento,
cuando tú sólo ves una serie de huellas,
era entonces que yo te cargaba”
Anónimo

Me gustó y lo quiero compartir con vos y los que hagan algún comentario.
Ma Bety

24/11/05 2:25 p. m.  
Blogger Marian dice...

Juan: comprendido...
es asi.

Ma: no te copes mucho con cosas del "señor" ok? (x las dudas)

1/12/05 9:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home